miércoles, 3 de julio de 2013

Los tres secretos del samurái -Blanca Álvarez-


*Agradecimientos a Espasa por el envío del ejemplar.


Ambientada en el Japón del siglo XVIII, Los tres secretos del samurái cuenta la historia de Tomiko, quien, siendo apenas una adolescente, marcha de su casa con el propósito de librar a su hermana pequeña de un matrimonio de conveniencia con un hombre aborrecible.


En su camino, la muchacha encuentra a seres mágicos que se ofrecen a ayudarla, aunque a cambio de un alto precio. Para salvar a su hermana, la joven decide ponerse a su merced, renunciar a su identidad y convertirse en Susanô, el samurái del dragón. Como guerrero, Tomiko vivirá innumerables aventuras y conocerá a dos hombres que marcarán su destino: el valiente Shuzai y Hanzaburo, el hijo del zorro.




Esta novela me llamaba la atención desde el principio porque al leer la sinopsis me acordé irremediablemente de Mulán, que fue una de mis pelis favoritas durante mi infancia (si no la vi 30 veces no la vi ninguna) y el tema de los samuráis, la cultura japonesa y demás, siempre me ha gustado.
Al principio de la historia reconozco que no me enteraba de nada, porque no estoy acostumbrada a la especial pluma de esta autora, una pluma con muchas florituras, que adorna mucho la narración, y cargada de descripciones. Pero reconozco también que en cuanto me adapte a esta forma de escribir y poco a poco me metí en la historia, quedé prendada y con ganas de acabar el libro para saber cómo se resolvería finalmente todo.
En Los tres secretos del samurái, Blanca Álvarez nos presenta a una pequeña y fea campesina, Tomiko, que conservando el calor del amor de su hermana Chikako, parte a una aventura con futuro incierto, hacia Nagasaki, para intentar romper el inminente matrimonio que sumirá a Chikako en la mayor desgracia. Por el camino de su aventura, la pequeña Tomiko se encuentra con seres fantásticos que están dispuestos a ayudarla por un insignificante precio… ¿Aceptará Tomiko la ayuda de estos seres arriesgando así su futuro?
La novela, dividida en tres partes y narrada en tercera persona, goza de un ritmo trepidante con el que es imposible aburrirse, cargado de giros inesperados y momentos de pura tensión en los que nos sentimos un personaje más, dispuesto a luchar al lado de Shuzai, o Hanzaburo.
Pasando a los personajes, cada uno de ellos transmite algo diferente al lector. La fiereza en el combate de Shuzai, el amor fraternal de Chikako, la turbación de Tomiko o el misticismo de Kitsune hacen que el lector se sienta uno más entre ellos. La verdad es que me es imposible pensar en un personaje como favorito, pero si tuviera que decantarme por alguno sería por Kamakura, el maestro que ayuda en su misión a Tomiko, porque adoro esas frases ambiguas que no sabes cómo tomarte, pero en su momento, al igual que la joven campesina, las entiendes.
Si no se lleva el cinco de cinco, es porque he visto en varias ocasiones la repetición de alguna que otra palabra, y eso, como siempre digo, acaba distrayéndome y sacándome  de la historia.

En definitiva, Los tres secretos del samurái esconde una historia fascinante, cargada de personajes carismáticos y seres místicos, de buenos que parecen malos y de malos que parecen buenos. Del amor, del sacrificio y de la inexperiencia. Una historia que hará las delicias del lector, transportándolo lejos, muy lejos. 





3 comentarios:

  1. Holaaaaa!!!!

    Lo tengo esperando en la estantería, con las ganas que tenía de leerlo y cuando ya lo tengo... paso de él XD No tengo remedio...

    Un besote!!!!

    ResponderEliminar
  2. Tiene muy buena pinta y la portada me encanta pero n otermina de convencerme >.<

    ResponderEliminar
  3. A mí no me gustó, sinceramente. Creo que había muchos fallos en la historia y además faltas de ortografía y errores lingüísticos de peso.

    Si quieres leer mi reseña:

    http://lacasadesanjamas.blogspot.com.es/2013/04/los-tres-secretos-del-samurai-de-blanca.html

    Besos

    ResponderEliminar

¡Hola! ¿Sabías que mi blog se alimenta de tus comentarios? ¡Hazme un poco más feliz dejándome tu opinión! Pero recuerda, siempre desde el respeto y sin SPAM.