domingo, 26 de mayo de 2013

Pídeme lo que quieras -Megan Maxwell-



Tras la muerte de su padre, el prestigioso empresario alemán Eric Zimmerman decide viajar a España para supervisar las delegaciones de la empresa Müller. En la oficina central de Madrid conoce a Judith, una joven ingeniosa y simpática de la que se encapricha de inmediato. Judith sucumbe a la atracción que el alemán ejerce sobre ella y acepta formar parte de sus juegos sexuales, repletos de fantasías y erotismo. Junto a él aprenderá que todos llevamos dentro un voyeur, y que las personas se dividen en sumisas y dominantes... Pero el tiempo pasa, la relación se intensifica y Eric empieza a temer que se descubra su secreto, algo que podría marcar el principio o el fin de la relación.



Leí este libro porque me llamó la atención algo que me dijo Capicúa, de Con c de Capicúa. La verdad es que quería probar a la autora desde hace tiempo, porque la veía por todas partes y hay muchas críticas positivas de sus novelas. Así que, ¿por qué no? No suelo leer erótica, y cogí el libro con un poco de miedo por eso, pero finalmente me acabó gustando más de lo que esperaba. Bastante más.

No sé. Comencé a leer el libro con las expectativas bien bajas, no sé realmente por qué… ¿No os ha pasado alguna vez que cogéis un libro pensando desde el momento cero que no os gustará? Pues eso es lo que yo sentía. Y leí las primeras páginas y pensé que tendría que dejarlo. Además, en Goodreads las opiniones de la gente me volvieron loca, parecía que o lo amabas o lo aborrecías. Pero finalmente, a mí me enganchó, a pesar de que tengo sentimientos encontrados respecto a la novela.

Empecemos por el principio, Judith trabaja como secretaria en una de las delegaciones de la empresa del padre de Eric Zimmerman, el cual acude a la delegación tras la muerte de su progenitor para tomar las riendas de esta. El hombretón misterioso de costumbres extrañas no tarda en encapricharse de nuestra protagonista, quien no puede resistirse a los encantos de su nuevo jefazo. Judith no tardará en sumergirse en el erótico mundo de Eric, descubriendo así que el placer que había obtenido hasta entonces estaba demasiado limitado. 

En Pídeme lo que quieras descubrimos una forma distinta de ver el placer, la sexualidad. Megan Maxwell cruza las fronteras y nos muestra una sociedad oculta. Si he de destacar algo es que la autora no se corta un pelo al describir escenas muy subidas de tono con todos los detalles posibles, no trata el tema con pudor, si no que nos lo muestra como algo normal que simplemente desconocemos. Pero, aunque la mayor parte de la novela se centra en los encuentros sexuales de nuestros protagonistas, que me trastocaron bastante, la historia de trasfondo también tiene una grandísima importancia. 

Poco a poco, la autora nos va desvelando el pasado y los secretos de Eric, mientras sufrimos con la pareja. Y sí, se sufre porque los tortolitos no paran de discutir, aunque la mitad de las veces hace gracia (y la otra mitad acaba en sexo salvaje y desenfrenado) ¿Por qué hace gracia? Por el profundo españolismo que destila la novela. Judith es española, pero española de ¡olé! Las expresiones que utiliza me hicieron sentirme como en casa, y la personalidad tan marcada que tiene me hizo desear conocerla. Aunque a veces me exasperase, he de confesar que quiero una Jud en mi vida. En cuanto a Eric… Pues no me convenció. Me pareció un personaje a menudo insoportable, aunque tiene sus puntillos. 

Si puedo resaltar algo es que Megan es una gran escritora, y es grande porque su pluma es realmente especial. Me ha encantado su estilo, es fresco, divertido y totalmente original. Y eso, para mí, es lo que hace especial a un autor. 

Pídeme lo que quieras rompe con los esquemas de la romántica erótica. Es una novela fresca, divertida y muy, muy subida de tono. No apta para mentes sensibles.




4 comentarios:

  1. He leído varias reseñas pero es que sigue sin llamarme la autora, no sé, quizás le de una oportunidad ^^

    Gracias por la reseña^^

    ResponderEliminar
  2. Todavía no le he dado una oportunidad a esta autora... y sigo sin saber qué hacer jajaja No termina de llamarme.

    Ya veremos :P

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Esta saga me encantó. Hacia mucho que no me enganchaba asi un libro. Me lei los dos primeros en menos de una semana!!. A mi me reencantó. Sin embargo cincuenta sombras de grey, que tambien la lei, no me gusto tanto.

    Besos^^ Me quedo por tu blog!

    ResponderEliminar

¡Hola! ¿Sabías que mi blog se alimenta de tus comentarios? ¡Hazme un poco más feliz dejándome tu opinión! Pero recuerda, siempre desde el respeto y sin SPAM.