jueves, 26 de abril de 2012

Encanto fatal -Melissa Marr-





Título: Encanto fatal

Título original: Wicked Lovely

Autora: Melissa Marr


Editorial: Salamandra


Publicación: 2008


Precio: 15'50 €




Sinopsis:


A sus dieciséis años, Aislinn se comporta aparentemente como cualquier chica de su edad. Sale con sus amigas, le mola la música y tiene un chico en el punto de mira, aunque de esto último no está muy segura. Sin embargo, también hay algo en ella que no tiene nada de normal: al igual que su abuela, Aislinn es capaz de distinguir a los elfos que viven invisibles entre los humanos, un don increíble, que más que don es una maldición, pues a estos seres no les gusta ser descubiertos y suelen castigar con crueldad a quienes detectan su presencia. Así pues, siguiendo al pie de la letra las reglas secretas que le enseñó su abuela —nunca atraigas la atención de los elfos, no respondas a los elfos, no mires a los elfos— Aislinn tendrá que apañárselas para pasar desapercibida, especialmente a los ojos de Keenan, rey de los elfos, que se ha propuesto seducirla y convertirla en su reina.


Opinión personal:

¿Sin palabras? Seré sincera por esta vez, el libro lo escogí porque el destino me obligó. Sí, no pongas esa cara, esas cosas existen. La situación fue la siguiente: No tenía nada que leer (mentira, tengo muchos libros pendientes, pero no se me ocurría ninguno) y estaba en medio de la biblioteca sin saber por donde buscar. Me acerco a uno de los ordenadores para buscar libros. Mmmmm…”Salamandra” escribo. ¡Tachán! Unos siete libros disponibles. El primero: Encanto fatal. Me dirijo hacia la zona juvenil y empiezo a buscar: Mab, Mal, Mar. ¡Aquí está! ¿La primera impresión? No me gustó, la portada me parece más que mejorable. Leo la sinopsis, y bueno, algo me dijo que me llevase ese libro a casa. Caí en sus redes mucho más rápido de lo que me gustaría reconocer y al día siguiente ya lo había acabado.
Sinceramente creí que este estilo no me gustaría, creí que el tema elfos no iba conmigo. Es más, creí que los elfos eran rollo Légolas (un rubiazo guapetón) y que eran bueeeeeenos y simpaticones. Pero la autora crea un mundo paralelo al que yo me había imaginado, no desvelaré mucho, pero no son tan buenos como pensaba. Incluso son algo depravadillos.
El prólogo te deja con muchísimas dudas que, seguramente, estarás ansioso por responder. ¿Quién es Keenan? ¿Y la chica? ¿Y qué pasa con ellos?
Aislinn es una chica normal, que hace cosas normales, y tiene amigas, más o menos, normales (alguna está un poco salidilla), pero a pesar de que su vida parece de lo más aburrida lleva toda la vida viendo (e ignorando) a los elfos, intentando que ellos no descubran que puede verlos, hasta el momento en el que ellos se interesan enormemente por ella, ya que Keenan quiere convertirla en su reina, creando un montón de momentos incómodos, en los que se te encoge el corazón y dejas, sin darte cuenta, de respirar. Pero hasta en la peor película de terror hay un lugar de salvación. Y en este caso el lugar tiene nombre, cuerpo y respira: Seth. Un apuesto jovencito (muy muy tentador) con el que Aislinn mantiene una estrecha relación de amistad. A mi personalmente me gusta muchísimo Seth, la autora lo describe como el típico chico rarillo sexy y la verdad es que me lo imagino y se me cae la baba xP.  Pero… ¡Claro que hay un pero! ¿Qué esperabas? Pero… ¿Qué hay de Keenan, el apuesto y seductor rey de los elfos, ese del que toda mujer se prenda? Y mucho peor, ¿qué hay de Beira, la malvada reina de los elfos, madre de nuestro apuesto elfo rey? ¿Qué pasará con Aislinn? ¿Caerá en la oscura red de Keenan y su madre? ¿O se refugiará en su amistad con Seth?
La historia gira tan pronto como vuelve a cobrar sentido, sumiendonos en una intriga constante de la que no salimos hasta que leemos la última de las páginas del libro. Para mi gusto, una historia recomendadísima, entre las que más me han enganchado en muchísimo tiempo. ¡Brava, Melissa!
Espero que me conteis que os parece si os decidís a leerlo.
¡Gracias por seguirme!


Puntuación:

5/5



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola! ¿Sabías que mi blog se alimenta de tus comentarios? ¡Hazme un poco más feliz dejándome tu opinión! Pero recuerda, siempre desde el respeto y sin SPAM.